Mi hijo no se quiere lavar los dientes, qué puedo hacer?

Cute-Crying-Baby

No tengo ni la menor idea de por que mi hijo parecía que veía a un monstruo cada que veía venir el cepillo de dientes. Era una verdadera pesadilla para ambos la hora de lavar los dientes. No podía comprender la razón y como era muy pequeño, no sabía hablar para explicarme qué era lo que no le gustaba. Créanme intente de todo, leí y leí en Internet y apliqué cada una de las técnicas, pero nada parecía funcionar.

Sin embrago, el hecho de que no hayan funcionado para nosotros no quiere decir que no funcionen para ustedes, así que quiero mencionarles lo mejores Tips y consejos además de lo que a mi me funcionó y no lo encontré en ningún lugar jaja.

La higiene bucal se comienza desde Bebés

dientes-cuidalos-antes-que-aparezcan-L-7Q8Owt

Antes que nada es muy importante que la higiene bucal comience desde pequeñitos, el hecho de que no tengan dientes no quiere decir que no deban limpiarse las encías. Y esto me lo dijo un amigo dentista. Así que desde temprana edad comiencen con la higiene bucal. Utilicen una gasa, la enrollan en su dedo y la mojan en agua tibia. Froten sus encías, esto además de limpiarlas, les servirá como masaje para que cuando vengan los dientes no tengan tanto dolor o comezón.

El ejemplo

mom-and-daughter-brushing-teeth

Definitivamente no hay nada como el ejemplo, así es como aprenden nuestros hijos. Lo ideal es que te laves los dientes junto con él y que vea que es algo que mamá y papá también hacen. Ellos siempre quieren imitarte y les encanta hacer cosas “de adultos”.

Lavándole los dientes a un muñeco

brushing

Elijan el muñeco favorito de su hijo. Platica con el y refuerzale la importancia de cuidar y lavar los dientes, hazle notar que él es quien cuida al muñeco y que debe lavarle los dientes.

Vayan juntos al Super y elijan un cepillo de dientes para el muñeco y luego uno para su hijo. Hagan parte de su rutina diaria la limpieza dental del muñeco y aprovechen ese tiempo como una forma de convivir y jugar con tu hijo.

Cantando con Elmo

Un día navegando en Internet buscaba canciones de Plaza Sésamo y me tope con este video que me encanto. Fue un hit para mi hijo. Lo vió una vez y al acabar la canción fue por su cepillo y se comenzó a lavar los dientes solito!!! No podía créelo…Los días de pesadilla habían terminado.

Ahora lo complicado era que se dejara de lavar los dientes jeje.

Cómo le hago para que me deje lavárselos a mi también?

Con el video de Elmo dimos un paso agigantado, amaba lavarse los dientes, pero aún no le gustaba que yo o papá le lavaramos los dientes. Es super importante que se le laven los dientes correctamente. Por supuesto el intenta lavárselos, pero no lo hará correctamente al principio, así que después de que el se los lave, y lo hayas elogiado muchísimo, se le debe decir que es el turno de mama, y ahí estaba el nuevo problema jaja. No estaba seguro de querer darle el turno a mamá, pero navegando en las aplicaciones me tope con una aplicación fabulosa: Dr. Panda Hospital.

Es una aplicación preciosa. Mi hijo ama los animales y en esta aplicación eres el Doctor de los animales y los vas curando dependiendo de su malestar. Uno de los animales tiene bichos en los dientes, así que el niño debe quitarle los bichos con ayuda de un palillo y luego lavarle los dientes y queda guapísimo.

Dr-Panda

Y de ahí me agarre. Le dije, mira como la vaca tiene los dientes…”fuchi” si no le quitas los bichos se le van a hacer feos los dientes, mejor lo ayudamos no?.

Así que después de lavarse los dientes con su video de Elmo le decía “A ver los dientes?…Nooo, aquí veo unos bichos todavía, igualitos a los de la vaca, quieres que te los quite mamá?”..Enseguida me dió el cepillo y dijo “si, ahora tu quitad mamá”. Siiiii, lo logre!, al fin, lo logre!!!

Así que quise compartir mi experiencia para todas ustedes, esperando que algo de aquí les funcione.

Y por favor mamitas no se estresen. A lo largo de mi tiempo como mamá, he aprendido que todo siempre pasa y que al final siempre salimos triunfantes, siempre encontramos la manera de librar nuestras batallas con los hijos. Después de todo ese es el trabajo de una mamá jiji.