Plata Coloidal

El uso antibiótico de la plata data de antiguas culturas, no es casual que se usaran recipientes de plata para almacenar y servir el agua.
Se ha usado también en filtros de agua y combinada con otras sustancias como ungüento para prevenir y curar infecciones.
La medicina ayurvédica utiliza la plata en mínimas cantidades como un tónico o elixir rejuvenecedor para pacientes debilitados por la edad o los padecimientos.
A mediados del siglo XX, con el descubrimiento de los antibióticos, declino el uso de la plata, sobre todo porque era tóxica debido a las altas concentraciones requeridas en los procesos químicos.
Actualmente, la plata coloidal se prepara por medio de un método físico, de tal manera que las concentraciones son mínimas (5 a 10 ppm), sin embargo muy efectivas por las propiedades del estado coloidal. Las propiedades antibacterianas, antivíricas y desinfectantes de la plata se conocen desde hace siglos.
Antiguamente era una práctica común introducir una moneda de plata en la leche porque se sabía que así se conservaba más tiempo.
Hoy en día, la plata se usa principalmente en su estado coloidal, es decir, como una solución en la que partículas de plata se hallan dispersa en agua.
Las cantidades de plata necesarias para elaborar plata coloidal son mínimas (algunas partes por millón).
El pequeño tamaño de las partículas de plata hace la solución más efectiva, al multiplicarse el área de contacto con los gérmenes.
Esto tiene un efecto a nivel enzimático en los microorganismos, incapacita a su enzima del metabolismo del oxígeno, su pulmón químico y dentro de pocos minutos 5 y 7 más o menos el microbio patógeno se sofoca y muere y luego es eliminado del cuerpo por los sistemas inmunológicos y linfáticos.
Por este motivo el microorganismo no puede desarrollar mecanismos de resistencia como ocurre con los antibióticos, la plata coloidal respeta el resto de las enzimas implicadas.
Un coloide es una pequeñísima partícula atómica que permanece suspendida en el agua por medio de una carga positiva en los electrones.
Las partículas de plata tienen un diámetro de 0,01 a 0,001 micras (la millonésima parte de un metro).
La Plata coloidal es el resultado de un proceso electrolítico que se lleva a cabo en agua que atrae partículas submicroscópicas de plata de un trozo más grande de plata pura.
La plata coloidal obtenida por electrólisis de plata pura en agua destilada, se considera uno de los más potentes y eficaces germicidas naturales y se le otorgue la denominación de súper antibiótico, sin efectos secundarios tomando las dosis adecuadas, no interactúa con otros medicamentos, no provoca reacciones de rechazo o alergia.
De ahí y por su gran eficacia, por la rapidez con la que actúa y por su inocuidad se considera hoy a este antiguo remedio una especie de segundo sistema inmune del que puede disponer el cuerpo humano.
Y ante esta realidad un número creciente de expertos aboga por la vuelta a un germicida considerado infalible, a un clásico de la medicina natural, cuyo uso se fue abandonando progresivamente a mediados del siglo pasado, por el empuje de los antibióticos modernos, económicamente más lucrativos.
Los coloides, son usados con mucha eficacia porque a principios de siglo, los científicos descubrieron que los líquidos más importantes del cuerpo son coloidales por naturaleza, partículas ultra pequeñas suspendidas.
Estas partículas permanecen en suspensión debido a la pequeña carga eléctrica de cada partícula. Dado lo diminuto de las partículas, la plata puede penetrar más fácilmente y viajar por todo el cuerpo.
La plata coloidal refuerza el sistema inmunológico aumenta el fluido y drenaje linfático que retira las toxinas de los tejidos; esto mejora la oxigenación, la regeneración de las células y el flujo de energía en el cuerpo; la mayoría de las personas que han usado continuamente plata coloidal reportan un incremento de energía y una sensación de bienestar.

Para mayor información consulta la pagina de Plata Coloidal